Es la representación gráfica de tu empresa; suele ir acompañado de un símbolo. Ambos elementos, junto a  una selección de colores le dan entidad a tu empresa, y hacen que tu compañía se distinga de otra.